El 25 de septiembre de 1928, hace 92 años, Paul V. Galvin fundó Galvin Manufacturing Corporation al presentar suprimer producto: un eliminador de baterías. Ese es el inicio del camino de Motorola, repleto de hitos con el más importante a la cabeza: la primera llamada realizada mediante un celular.

El viaje hacia ese hito fue sinuoso e incluyó, en 1930, la radio Motorola, una de las primeras para autos con éxito comercial y que marcó el debut de la marca. ¿De dónde viene el nombre Motorola?

Galvin y Bill Lear, el inversor, pensaron que Motorola era adecuado porque reunía las palabras motor y el sufijo ola, muy popular en los equipos de audio de esa época… por ejemplo, como el caso de Victrola.

A partir de allí, Motorola encaminó su portfolio hacia las comunicaciones: creó el primer walkie-talkie del mundo en 1940 y el portátil AM SCR -536 de radio durante la Segunda Guerra Mundial, vital para la comunicación aliada.

El mayor fanático

Felipe Berhau es uno de los mayores fanáticos de Motorola en el mundo gracias a la colección de tecnología y souvenires de Moto. Nació en Uruguay y lleva adelante @MotorolaLovers y @MotorolaHistory, cuentas desde donde repasa la historia de Motorola. Su fanatismo es tan grande que llegó a ser entrevistado por Gizmodo. Allí mostró sus tesoros más preciados

Ahora, por el aniversario de Motorola, escribió estas líneas:

Puedo relatar uno tras otro los increíbles logros alcanzados por Motorola desde 1928. Nosotros los fans y consumidores leales conocemos muchos de ellos, como el lanzamiento del primer teléfono móvil, las transmisiones de radio y video que hicieron posible el alunizaje, los walkie-talkies, el liderazgo en el desarrollo de la industria de la TV, 4G, 5G y tantos logros más.

Leer más  Motorola juega al misterio, pero confirma un móvil con el poderoso Snapdragon 870

La realidad es que el mundo no sería igual sin los productos e innovaciones que Motorola introdujo a lo largo de todos estos años. Y no puedo imaginar mi mundo sin Moto. He sido fan desde que era un niño de 11 años, en 2006, admirando los teléfonos RAZR, ROKR y PEBL y, especialmente, el vanguardismo de las campañas de mercadeo de Motorola. En ese momento mi dominio del idioma inglés era limitado, dado que soy de un país hispanoparlante, pero pude desarrollar mis habilidades de una segunda lengua leyendo los informes financieros, reseñas y artículos sobre los próximos teléfonos.

Además de leer blogs de tecnología y noticias sobre la compañía, también enviaba cartas manuscritas siendo un niño de 13 años, diciéndole a Motorola que algún día querría trabajar en la compañía, diseñando teléfonos o campañas de mercadeo. Y cuando un día recibí respuesta, significó todo para mí.

Luego comencé a coleccionar teléfonos Motorola y en ese momento eso era lo único que me importaba. A través de los años, armé mi propio museo Motorola en casa, desarmando y volviendo a armar (pero casi siempre rompiendo) teléfonos. Hasta llegué a descubrir como hackear el RAZR original para aumentar su capacidad de almacenamiento interno. Con 13 años me sentía valiente e inteligente al lograrlo.

Leer más  Motorola juega al misterio, pero confirma un móvil con el poderoso Snapdragon 870

Con el tiempo, y con el aumento de las redes sociales, comencé a estar en contacto con otros fans alrededor del mundo, que eran tan apasionados como yo y que querían saber más acerca de la compañía y sus productos. Entonces creé un sitio web dedicado y fanpages y, luego de un tiempo, empezaron a recibir visitas y la atención de los líderes del mundo de la tecnología. Esto incluso me permitió entrevistar a Martin Cooper, quien lideró el equipo que desarrolló el primer teléfono móvil en 1973, el DynaTAC.

Nunca dejé de hacer bocetos de teléfonos Motorola y de pensar en conceptos innovadores para las campañas de mercadeo; muchas veces solo podía pensar en esto durante mi tiempo libre. Lo que no me di cuenta con todo esto fue que a través de esta obsesión por Motorola estaba desarrollando mi propia pasión y allanando el camino hacia mi futuro. Empecé a tener interés por el mercadeo y las comunicaciones, y eso fue lo que comencé a estudiar en la universidad. Esa pasión por Motorola me llevó a crear un sitio web y comunidades sociales. Y ahora las redes sociales, el mercadeo y el diseño son las áreas en las que trabajo.

Leer más  Motorola juega al misterio, pero confirma un móvil con el poderoso Snapdragon 870

Motorola me transmitió sus valores de confiabilidad, integración, flexibilidad y nunca rendirse en la búsqueda de la innovación y dichos valores me han ayudado en los problemas personales. En momentos difíciles, Moto era una vía de escape del mundo real, y a la vez me ayudaba a ser la persona que soy hoy. Motorola –sabiéndolo o no– me ha permitido usar la tecnología e ir tras mis pasiones de una manera que nunca creí posible.

Para mí, Motorola es más que solo una marca. Es en realidad parte de mi vida y le debo mucho por eso. Estoy seguro de que mi historia no es única, y creo que el vínculo que la marca puede crear con un fan o consumidor leal va más allá de mi caso. De hecho, conocí muchos fans de diferentes países y con diferentes historias que son tan apasionados como yo, respiran la marca Moto tanto como yo lo hago y pueden contar la historia de Motorola de memoria con la misma precisión que yo. Es realmente increíble el impacto que una marca cuyos valores coinciden con los propios puede tener en tu vida y el mundo que te rodea.

A lo largo de 92 años, Motorola ha superado muchos desafíos y ha liderado la industria en términos de innovación, diseño de productos y mercadeo atractivo. Pero también ha desarrollado una magia especial detrás de la M estilizada y el vínculo con sus fans que perdurará por siempre.

¡Feliz cumpleaños, Motorola! Por otros 92 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí