Motorola presentó la semana pasada los Moto G8 Plus y Moto G8 Play, anuncio que, más allá de las características de cada uno, generó sorpresa por dos motivos: es la segunda generación de una misma familia en un año y, a diferencia de años anteriores, no se conoció la línea completa ya que aún resta conocer los G8 Power y G8.

¿Abandona Motorola la periodicidad para conocer las nuevas familias? Todo parece indicar que sí.

Los Moto G nacieron en 2013 como una respuesta de Motorola a la necesidad de ofrecer un dispositivo potente y accesible en la gama media. La evolución de esta familia podría decirse que creó la gama media alta, un segmento en donde se observa la mayor competencia entre fabricantes.

Nueva estrategia

Los Moto G7 se conocieron en febrero de 2019, durante el mes en que se realiza el Congreso de Móviles de Barcelona, escenario elegido por gran cantidad de fabricantes para mostrar sus nuevos equipos.

Leer más  Motorola confirmó que volverá a la gama alta en 2020: el Razr sería solo el principio

¿Tiene sentido presentar nuevos equipos en medio de anuncios de la competencia? Evidentemente, no. ¿Tiene sentido esperar un año para ofrecer una nueva tecnología cuando ya está probada? Tampoco.

En el caso de Motorola, la nueva estrategia tiene más sentido aún a raíz de la llegada de los Motorola One, que le permiten experimentar nuevas funciones y luego agregarlas en otras familias.

En el caso de los Moto G8, la herencia más notoria de los Motorola One son las cámaras que lleva el Moto G8 Plus.

Thiago Masuchette, gerente de productos de Motorola Brasil, fue contundente: “Si uno tiene una gran innovación, una evolución dentro de su portfolio, y aguardo el lanzamiento para algún momento posterior, puedo perder el tren y también competencia”.

En la visión de Motorola, si el usuario tiene el dinero para comprar un nuevo celular, no espera por un nuevo producto. Además, si algunas características actuales se dejan para más adelante, podrían no alcanzar.

Leer más  Motorola estrenó nuevo director para Colombia y confirmó el cambio de estrategia: nuevos equipos en menos tiempo

“Al comparar el Moto G8 Play con la generación anterior, vemos un dispositivo de una cámara frente a uno de tres. Si pensara en lanzar ese equipo en seis meses, quizás las tres cámaras ya no sean suficientes. Este movimiento es necesario y es lo que exige el consumidor”, agregó.

La intención de Motorola es entonces anunciar nuevos equipos a medida que las nuevas tecnologías estén probadas y disponibles, sobre todo en la línea G, la de mayor éxito de la empresa.

Los usuarios deberán entonces mirar qué van incorporando los Motorola One y de allí pensar en que, seguramente, los Moto G adoptarán esas especificaciones. ¿Una sola? No, en el caso del G8 Plus fueron las cámaras de los One Vision y One Action.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí